ESARQ | Estudio Swiecicki Arquitectos : Arquitectura Corporativa

LA ARQUITECTURA SUSTENTABLE LLEGA A CORRIENTES




Tanto el diseño como la construcción del edificio desarrollado por ESARQ fueron pensados para minimizar su impacto sobre el medio ambiente, durante la ejecución de la obra y a lo largo de su vida útil. ESARQ implementó para este edificio los requerimientos de diseño y construcción que establece la Norma LEED New Construction. El proyecto desarrolla un edificio de oficinas para la Filial Corrientes del Grupo OSDE que se emplaza en dos parcelas con un frente total de 27 metros. Dado que se trata de un edificio que se planificó para certificar bajo la normativa LEED, tanto el proyecto de arquitectura como el de las diferentes instalaciones consideran el cumplimiento de todos los prerrequisitos obligatorios y también la obtención de créditos en cada una de las cinco grandes áreas en las que LEED otorga puntuación para lograr la certificación. Las áreas mencionadas son: sitios sustentables, usos eficientes del agua, uso eficiente de la energía, materiales y recursos y cuidado de la calidad ambiental interior, descriptos a continuación:




Sitios sustentables:

Se seleccionó un sitio ubicado en una zona urbana densa, con cercanía al transporte público que permita minimizar el uso de autos privados contaminantes. En este sentido, se instalaron además bicicleteros para uso del personal y del público. En la obra se contempló la prevención de la polución por actividades de obra, a través de la implementación de medidas para controlar la pérdida de tierra por escurrimiento de agua de lluvia. Para evitar el sobrecalentamiento del edificio y el de su entorno (isla de calor) se seleccionaron materiales de solados exteriores y cubiertas que reflejan la radiación solar.


Uso eficiente del agua:"

Se seleccionaron artefactos sanitarios y griferías eficientes para reducir el uso de agua potable, por ejemplo, inodoros de doble descarga, mingitorios con válvulas eficientes, y griferías para lavatorios de cierre automático. Esto permite reducir el consumo de agua potable en un 24%. En el diseño del paisaje también se tuvieron en cuenta estos criterios y se seleccionaron especies vegetales que por ser nativas, requieren de menos de cantidades de agua para riego.


Uso eficiente de la energía:

El consumo energético del edificio es un 15% menos inferior en comparación con edificios similares (de acuerdo con lo que establece la norma ASHRAE 90.1-2007). Este ahorro se logra, entre otras cosas, mediante el uso de materiales que maximizan la eficiencia de la envolvente (vidrios, cubiertas); a los artefactos de iluminación seleccionados para minimizar el consumo de energía; y al sistema de acondicionamiento térmico que permite la climatización sectorizada por áreas. Dentro de esta categoría, el edificio incorporó sistemas con refrigerantes ecológicos que minimizan el calentamiento global y el daño a la capa de ozono. En cuanto a las características de la envolvente, el edificio tiene una fuerte presencia sobre la vía pública y en su fachada predominan las superficies vidriadas. Se aprovecha así la iluminación natural para los puestos de trabajo sobre las fachadas, mientras se agrupan los locales de uso temporario como salas de reuniones o salas de capacitación, contra las medianeras o en espacios centrales que no requieren de luz natural predominante.


Material y recursos:

Se proyectaron depósitos para la separación y recolección de residuos reciclables, en distintos puntos del edificio. Se emplearon materiales locales para la construcción, considerados en un radio menor a 800km de la obra, y materiales con contenido reciclado. Durante la obra, se estableció un plan de manejo de residuos, los que fueron separados en el lugar y enviados a centros de reciclado Otro punto importante en esta categoría es el manejo de los residuos de obra. En este caso, un alto porcentaje de los mismos fueron separados en el lugar y enviados a centros de reciclado, para evitar su traslado a rellenos sanitarios, minimizando al mismo tiempo el uso de materiales vírgenes.


Cuidado de la calidad ambiental interior:

Con este propósito, se utilizó un sistema de control de presencia de dióxido de carbono el ambiente y sensores de control de la iluminación. Asimismo, el proyecto termomecánico cumple con la norma ASHRAE 62.1-2077 que regula los caudales de aire exterior garantizando los mínimos necesario para cada espacio. Durante la construcción se ejecuto un plan de manejo del aire para prevenir la contaminación. Por otra parte, se seleccionaron materiales con baja emisión de compuestos orgánicos volátiles lo que garantiza que, a medida que se habite el edificio, se emita la menor cantidad de COVs al ambiente, minimizando los impactos que puede tener sobre la salud (por ejemplo, pinturas al agua, solados certificados, etc.).


< Volver a Novedades