ESARQ | Estudio Swiecicki Arquitectos : Arquitectura Corporativa

¿Hacia dónde va la arquitectura corporativa?

Líderes de todo el mundo se reunieron en Marruecos para la COP 22 con motivo de la entrada en vigor del Acuerdo de París bajo un entusiasmo palpable. Los gobiernos de todo el mundo crearon y ahora apoyan plenamente el Acuerdo porque reconocen que el cambio climático es una amenaza muy real para su prosperidad y bienestar presentes y futuros. Pero también hay un fuerte sentido de determinación por parte de los empresarios y los inversores por avanzar en el cumplimiento de los compromisos asumidos. Ahora bien, ¿cómo avanzar con eficiencia y velocidad? Más concretamente, ¿cómo podemos llenar la brecha entre lo que nos hemos comprometido en el Acuerdo de París y lo que ha sido presentado por cada país?

 

 

En efecto, este año -por primera vez- nos reunimos con un acuerdo global para actuar. Muchas acciones ya han sido tomadas y los engranajes ya están en marcha, pero ¿cómo acelerarlos para lograr el objetivo climático bien por debajo de 2 grados y cumplir con el plazo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) para 2030?

 

La COP 22 es el momento de la historia en el que debemos decidir, y lo vamos a decidir: ¿Qué sucede después? En el Pacto Mundial de la ONU, hemos estado definiendo y conduciendo “lo que sucede después” durante más de una década – pero no lo hemos hecho solos. Mediante la movilización de más de 460 empresas de 65 países para promover la acción climática a través de la iniciativa “Caring for Climate” y elevando la ambición, llamando a las empresas a fijar un precio interno mínimo de USD 100 en carbono. El papel que desempeñan las empresas es fundamental para hacer de la agenda climática mundial una realidad local.

 

 

A medida que pensamos en cómo cerrar la brecha, las empresas tienen un papel importante que desempeñar, para ayudar a cambiar, dar forma y transformar nuestras economías para lograr que la temperatura del planeta esté por debajo de los 2 grados Celsius. Y una vez más, la asociación es clave. Por ejemplo, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas está listo para trabajar con las empresas a través de nuestra nueva plataforma de liderazgo “Caminos para el Desarrollo Bajo en Carbono”.

 

La plataforma definirá cómo las empresas pueden invertir y apoyar políticas climáticas a nivel país para cumplir con las prioridades del Acuerdo de París. Establecerá un nuevo estándar mundial de liderazgo empresarial en el clima, activando acciones que integren profundamente las prioridades de desarrollo en su núcleo.

 

Es importante destacar que las vías para el desarrollo con bajas emisiones de carbono proporcionarán un espacio seguro para que las empresas revisen, reajusten y recalibren sus metas de clima corporativo, al mismo tiempo que les brindarán oportunidades de contribuir con las políticas climáticas a nivel país. Construida sobre el compromiso empresarial con la agenda climática internacional, e inspirada por nuestra nueva campaña para Hacer de las Metas Globales Negocios Locales, esta nueva plataforma marcará la próxima década de nuestro trabajo climático.

 

El Acuerdo de París nos dice lo que hay que hacer. Pero ahora es el momento de decidir cómo se hará. ¿Cómo haremos el mundo más seguro, más verde y más sostenible? ¿Y cómo llenar ese vacío?

La respuesta es: juntos. Juntos, las Naciones Unidas, los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil pondrán en marcha nuestro acuerdo climático global. Y con los negocios asumiendo un papel de liderazgo, vamos a preservar y proteger nuestro planeta para las generaciones venideras.

 

Fuente: Pacto Global – Noviembre de 2016

URL: http://pactoglobal.org.ar/novedades/una-brecha-entre-lo-acordado-y-lo-que-nos-proponemos-hacer-en-materia-climatica-se-lanzo-el-acuerdo-de-paris/